¡Tendamos la mano a las pequeñas manos!

¿Cómo actuar a nuestro nivel?

1. Consumir de manera responsable

A causa de la voluntad política y la realidad económica de los países en desarrollo, las leyes internacionales son menos eficaces que nuestro poder de consumo. Así, consumir puede ser un acto político y moral. Pero ¿hasta qué punto los consumidores pueden contribuir a la erradicación del trabajo infantil?

Existen dos prácticas de consumo:

Negarse a comprar (boicot): se amenaza la economía de una empresa o nación para que contribuya a la erradicación del trabajo infantil. Para ello, se denuncia la explotación de la mano de obra infantil, y se prohíbe la importación de los productos provenientes del trabajo infantil. Las campañas que llaman al boicot permiten a los consumidores presionar sobre las multinacionales. La utilización del  poder de los medios de comunicación y del desarrollo de Internet han incitado las llamadas al boicot.

Sin embargo, eso entraña riesgos. A veces, centrarse en una marca sólo desplaza el problema. Se agrava la precariedad de las poblaciones que queríamos proteger. Por ejemplo, las fábricas textiles en Bangladesh dejaron en la calle a 50 mil niños que estaban a merced de los traficantes y proxenetas.

Como lo vemos, el boicot de los productos provenientes del trabajo infantil es un arma de consumo responsable que se debe utilizar con cautela. El boicot no puede ser el único medio de erradicación. Entonces, ¿cuál es la solución?

Para eliminar el trabajo infantil, hay que tomar llevar a cabo una acción conjunta, es decir internacional. Esto también debe ir acompañado de un apoyo a la situación de los niños (escuelas, protección social, mejor remuneración de los adultos…) para que la eliminación de su trabajo no deteriore su situación. Es importante no destruir la economía de los países que utilizan el trabajo infantil para su producción pero hacerlo más ético. Eso es posible gracias al buycott (lo contrario del boicot).

comerciojusto

El buycott: la compra responsable

Consiste en renunciar a los productos que no cumplen con ciertos criterios económicos, éticos y sociales para consumir otros. Las “marcas” son muy sensibles a la opinión pública. Consumiendo productos éticos, podemos presionarlas y hacer que las cosas avancen. Internet permite una conciencia mundial con la difusión de leyes internacionales y nacionales: “Child Labour Deterrence Acts” o “Child Labour Free Consumer Information Act”. Organizaciones como la OIT también las difunden con campañas de sensibilización basadas en video clips y carteles chocantes. (televisión, radio, calle…)

Podemos mencionar la campaña “SCREAM iAlto al trabajo infantil!” realizada por la OIT en el marco del IPEC (Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil). Esta iniciativa pretende ayudar a los docentes de todo el mundo a explicar a los jóvenes las causas y consecuencias del trabajo infantil. También podemos hablar de los video clips de sensibilización y movilización como “Tarjeta roja al trabajo infantil” también realizada por la OIT.

También existen etiquetas para luchar contra el trabajo infantil. Establecen alternativas al trabajo infantil y ofrecen a los niños mejores condiciones de vida. La escolarización de los niños es un objetivo prioritario de estas etiquetas.

El trabajo infantil es un fenómeno global difícil de erradicar. Por razones económicas y sociales, parece imposible que desaparezca definitivamente. Sin embargo, existen maneras de reducirlo: el boicot, las etiquetas sociales, el buycott… Pero vimos que el trabajo infantil es principalmente doméstico. La producción de bienes para la exportación sólo representa el 5%. Nuestro poder de consumo es relativo para resolver el problema de los países en desarrollo.

La solución pasa ante todo por una mejora de las condiciones de vida de los niños y sobre todo por une educación acompañada de medidas de ayuda. He aquí algunas acciones que pueden ayudar en este sentido.

2. Campañas de sensibilización

Además de nuestro consumo responsable, podemos también participar en campañas de sensibilización, en particular las del OIT:

Tiene por objeto servir de catalizador para el creciente movimiento mundial contra el trabajo infantil.

trabajo-infantil (1)

La OIT ha decidido utilizar el símbolo de la “tarjeta roja” para estigmatizar el trabajo infantil en las campañas de sensibilización por su prevención y su eliminación. Esta campaña se extiende de la ceremonia inaugural de la Copa Mundial de Fútbol el 12 junio de 2014 hasta los Juegos Olímpicos en 2016.

 

wcms_246838

Fue lanzada en 2013 por la OIT y algunos de los mejores músicos del mundo. Hace un llamado a los músicos del mundo entero y les pide que dediquen un concierto o una canción a la lucha contra el trabajo infantil.

  • SCREAM – i Alto al trabajo infantil!

SCREAM (Defensa de los Derechos del Niño a través de la Educación, las Artes y los Medios de Comunicación) es una iniciativa de movilización docente y social para ayudar a los educadores de todo el mundo a cultivar el entendimiento de los jóvenes de las causas y consecuencias del trabajo infantil.

  • Jóvenes en acción contra el trabajo infantil

En el mundo entero, los jóvenes denuncian el trabajo infantil y toman acciones para sensibilizar sobre este problema, dándolo a conocer a los jóvenes de su edad, actuando como portavoces de aquellos niños cuyos derechos no se respetan y exigiendo a los responsables de la toma de decisiones que actúen rápidamente para proteger a los niños que se encuentran en peligro.

  • Bailar juntos contra el trabajo infantil

La prometedora compañía de danza hip hop The Zoo Thailand pone su talento al servicio de una buena causa y se une a la OIT en su campaña para erradicar el trabajo infantil.

  • La influencia de las cooperativas en la lucha contra el trabajo infantil

La economía de las cooperativas, cuyo valor asciende a alrededor de 2 500 millones de dólares, desempeña su papel en la eliminación del trabajo infantil.

3. Apadrinar a un niño

Gracias al padrinazgo, los niños pueden ser educados, alimentados, curados y protegidos. Es la mejor opción para ayudar eficazmente desde la distancia. Existen varias ONG que ofrecen la posibilidad de apadrinar a un niño. Humanium propone un padrinazgo colectivo y ético de la totalidad de los niños de un pueblo mientras otras ONG como Global Humanitaria hacen padrinazgos individuales.

4. Firmar peticiones

2012032224india_int

India es el centro neurálgico mundial del trabajo infantil. Existe un proyecto de ley que prohibiría cualquier forma de trabajo infantil para menores de 14 años. Además, ofrecería ayuda a las familias más pobres para que pudieran mantener a sus hijos en la escuela. Sin embargo, esta ley todavía no ha sido aprobada porque los parlamentarios consideran que “no es prioritaria”. Tenemos que unirnos para presionar a los legisladores para que la aprueben.

Si quieres firmar esta petición, pincha aquí:  http://www.avaaz.org/es/india_child_labour_g1/

¡No dudéis en compartir vuestra experiencia sobre todo acción que puede ayudar a reducir el trabajo infantil!

Enlaces

Día mundial contra el trabajo infantil: http://www.ilo.org/ipec/Campaignandadvocacy/wdacl/lang–es/index.htm

Tarjeta roja al trabajo infantil:  http://www.ilo.org/ipec/Campaignandadvocacy/RedCardtoChildLabour/lang–es/index.htm

SCREAM i Alto al trabajo infantil!http://www.ilo.org/ipec/Campaignandadvocacy/Scream/lang–es/index.htm

La iniciativa “La música contra el trabajo infantil”: http://www.ilo.org/ipec/Campaignandadvocacy/MusicInitiative/lang–es/index.htm

Apadrinar a un niño:

http://www.apadrina.net/

http://www.globalhumanitaria.org/hacer_colabora_apadrina.php?m=1

Fuentes

http://www.humanium.org/es/

La influencia de las cooperativas en la lucha contra el trabajo infantil: http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/comment-analysis/WCMS_249514/lang–es/index.htm

Contre le travail des enfants? Présupposé à débattre: http://www.cetri.be/spip.php?article1101 (francés)

“No somos el problema sino parte de la solución” (NATs)

Para eliminar las peores formas de trabajo infantil y después erradicar progresivamente este tipo de trabajo, cinco iniciativas clave tienen que ser aplicadas:

1) Promover y fortalecer la educación

Es el punto esencial. Ir a la escuela parece ser la mejor solución para sacar a los niños del mercado de trabajo. Lo primero que se tiene que hacer es garantizar el acceso universal a una educación primaria básica gratuita, de calidad y obligatoria. El aprendizaje debe responder a las necesidades, los intereses y las prioridades de los niños, sus familias y comunidades. Además, UNICEF hace hincapié en la igualdad entre los géneros y la eliminación de todo tipo de disparidades. Es imperativo promover la escolarización de las niñas y asegurarse de que todos los niños terminen un curso completo de enseñanza primaria.

Las infraestructuras, las instalaciones y el entorno escolar deben ofrecer un entorno favorable y recursos humanos (docentes, directores) en número suficiente para garantizar la buena gestión del sistema escolar. Es importante asegurase de una formación adecuada de los docentes e introducir medidas para proteger sus derechos. Por último, costaría seis mil millones de dólares cada año para escolarizar a todos los niños (1 % de lo que se gasta cada año en armamentos). A escala mundial, estos gastos son mínimos. Por consiguiente, es necesario reducir los gastos de las familias para la educación.

chil_labour_02

“La educación permite mejorar la productividad del trabajo en la edad adulta y permite una mejoría de la performance económica” (Bhukuth, 2004)

2) Hacer aprobar y aplicar las legislaciones nacionales e internacionales

La adopción y la aplicación de las legislaciones no serán suficientes para eliminar el trabajo infantil pero sin ellas, no hay ninguna posibilidad de erradicarlo. En efecto, las normas internacionales en materia de trabajo infantil desempeñan un papel protector.

Las organizaciones internacionales ya han aplicado diferentes convenios para proteger a los niños en el mundo laboral pero también para erradicar el trabajo infantil. Está regulado por varios convenios internacionales de la OIT. Los dos principales son:

– el Convenio núm. 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo, ratificada por 150 países en 1973

– el Convenio núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil, ratificada por 168 países en 2000

OITASAMBLEALOGO-684x384

Paralelamente, las Naciones Unidas adoptaron en 1989 la Convención sobre los Derechos del Niño (ver el artículo anterior).

Veamos ahora cuáles son los alcances y límites de las normas internacionales. Cuatro años después de la entrada en vigor del convenio núm. 182, los avances eran alentadores, con descensos de más de 26 % en Asia pero de solamente 2,4 % en África. Si bien la cifra general ha bajado de 2004 a 2008 en un 3 %, el ritmo de disminución es mucho más lento que antes. Las consecuencias de la crisis financiera mundial incidan negativamente sobre la extensión del trabajo infantil.

En efecto, aplicando los ideales occidentales (ver art. 32 de los Derechos del Niño) a los países en desarrollo sin tener en cuenta el entorno histórico, social y cultural de los niños, la OIT y la Unicef se han preocupado solamente de los derechos del niño y no de los de los niños que trabajan. Se ha podido constatar derivas como en la India, donde niñas fueron expulsadas de las fábricas textiles y acabaron en talleres clandestinos o en la calle.

Por lo tanto, las esperanzas de una erradicación inmediata o próxima se reducen a lo largo de los años. Los convenios internacionales, los compromisos y las campañas realizadas por la OIT y UNICEF parecen insuficientes. Sin embargo, las legislaciones sobre el trabajo infantil pueden también ser una manera de educar al público y de promover un debate. Debemos considerar otras pistas con una acción conjunta de todos los sectores de la sociedad donde todos los principales interesados puedan intervenir.

3) Dar a los pobres los medios para actuar

En los últimos años, el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT ha adoptado un enfoque cada vez más integrado para la eliminación del trabajo infantil, que conecta los derechos fundamentales, el trabajo decente, la protección social  y la educación. Esas medidas, combinadas con una aplicación efectiva de las leyes que protegen a los niños, son el camino a seguir:

– Para evitar el trabajo infantil, ofrecer la posibilidad de acceder al crédito sería para las familias necesitadas una mejor solución que enviar a sus hijos a trabajar. Por ejemplo, en la India, los niños trabajan en situaciones de servidumbre porque sus padres tienen deudas que no pueden saldar.

– Necesitamos sistemas de protección social que ayuden a las familias vulnerables, especialmente en tiempos de crisis.

– Debemos asegurarnos de que todos, sobre todo los adultos, tengan acceso a un trabajo decente, es decir un trabajo cuyo salario es suficiente para satisfacer las necesidades de su familia.

– El acceso a la propiedad (cultivar sus tierras) es otro medio para salir de la pobreza.

– Por último, el derecho a la participación: “En todas las medidas concernientes a los niños […], una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño” (art. 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño). Para este derecho, es necesario consultar a los niños. Así, pueden también participar en la realización de sus derechos.

1213184548_0Organizaciones de niños y de jóvenes trabajadores representan hoy a decenas de miles de niños (“Niños y Adolescentes Trabajadores” (NATs)) y luchan por mejores condiciones de vida y de trabajo, pero también para obtener un poder de influencia en el seno de la sociedad.

La toma de decisión de algunas ONG (Save the Children, Defence for Children International) se oriente hacia una supervisión del trabajo infantil en vez de una eliminación sin condiciones. ¿Aceptar el trabajo infantil o defender el derecho de los niños que trabajan? ¿No sería más bien el trabajo decente para todos, hombres y mujeres, la condición indispensable para poner fin al trabajo infantil?

4) Hacer campaña para que las empresas y sus subcontratistas tomen conciencia de su propia responsabilidad y adopten códigos de conducta

“No os aprovechéis de nosotros, os pedimos que seáis responsables. No nos ayudéis porque sintáis pena de nosotros; por el contrario, ayudadnos porque lo merecemos. Nosotros adquirimos vuestros productos y servicios, os pedimos que invirtáis en nuestro desarrollo. No queremos regalos; queremos que seáis responsables.”

Joven en Perú, ‘Participación de Niños en la RSC’, 2010, Save the Children

Los Derechos del Niño y Principios Empresariales proporcionan un marco general para entender y tratar el impacto del mundo empresarial en el bienestar de los niños. Save the Children, el Pacto Global de la ONU y UNICEF esperan que estos Principios sirvan de inspiración y orientación para todas las empresas en sus interacciones con la infancia (evitar cualquiera violación de los derechos humanos de niños, y tratar cualquier impacto negativo imputable a las empresas).

Las acciones que todas las empresas tienen que llevar a cabo son las siguientes:

  1. Cumplir con su responsabilidad de respetar y promover los derechos del niño.
  2. Contribuir a la erradicación del trabajo infantil en todas las actividades empresariales y relaciones comerciales.
  3. Proporcionar un trabajo digno a los jóvenes trabajadores, padres y cuidadores.
  4. Asegurar la protección y seguridad de los niños en todas las actividades e instalaciones empresariales.
  5. Garantizar que los productos y servicios sean seguros y que a través de ellos se promueven los derechos del niño.
  6. Utilizar marketing y publicidad que respeten y apoyen los derechos del niño.
  7. Respetar y promover los derechos del niño en relación con el medio ambiente y la adquisición y uso de tierras.
  8. Respetar y promover los derechos del niño en las disposiciones de seguridad.
  9. Ayudar a proteger a los niños afectados por situaciones de emergencia.
  10. Reforzar los esfuerzos de la comunidad y el gobierno para proteger y satisfacer los derechos del niño.

Los Principios se derivan de los derechos humanos del niño. Se basan también sobre los Convenios núm 182 y 138 de la OIT y sobre las normas aplicables a las empresas. Sus objetivos son aclarar el papel de las empresas en el respeto y la defensa de los derechos del niño.

Por último, desarrollaré en el próximo artículo la quinta iniciativa que consiste en movilizar la sociedad. Veremos lo que podemos hacer a nuestra escala junto con lo que han realizado las organizaciones nacionales e internacionales.

Fuentes

Trabajo infantil y educación para todos – OIT: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_dialogue/—actrav/documents/publication/wcms_305450.pdf

Trabajo infantil y educación: http://ilo.org/ipec/Action/Education/lang–es/index.htm

Save the Cildren – la voz de la niñez trabajadora (NATs): http://www.savethechildren.es/docs/Ficheros/82/EXPO%20NATs%20FINAL%20cast.pdf

Normas Internacionales de la OIT sobre el trabajo infantil: http://www.oit.org.pe/index.php?option=com_content&view=article&id=958:normas-internacionales-de-la-oit-sobre-trabajo-infantil&catid=130:trabajo-infantil&Itemid=871

Convenio núm. 182 de la OIT: http://www.mintra.gob.pe/archivos/file/cpeti/marco_normatico/CONVENIO_N182_OIT.pdf

Convenio núm. 138 de la OIT: http://www.mintra.gob.pe/archivos/file/cpeti/marco_normatico/CONVENIO_N138_OIT.pdf

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT : http://ilo.org/ipec/programme/lang–es/index.htm

NATs – Revista Internacional desde los Niños/as y Adolescentes Trabajadores: http://www.ifejant.org.pe/Aulavirtual/aulavirtual2/uploaddata/10/revistanats17_p_43-64.pdf

Derechos del Niño y Principios Empresariales: https://www.unglobalcompact.org/docs/issues_doc/human_rights/CRBP/Principles_final_ES.pdf

Si supieras todo el daño que se me hace…

No se puede contemplar las terribles consecuencias que tiene el trabajo infantil sobre los niños sin verlas como violaciones de los derechos del niño. Hace unos días, el mundo entero celebró el Día Universal del Niño. El 20 noviembre es la fecha de aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño firmada por 191 países en 1989.

«Lo único que todos los niños tienen en común son sus derechos. Todo niño tiene derecho a sobrevivir y prosperar, a recibir una educación, a no ser objeto de violencia y abusos, a participar y a ser escuchado.»

Mensaje del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, para el Día Universal del Niño

Cuando se echa un vistazo a los diferentes artículos de la convención, se nota dos artículos que no son respetados en caso de trabajo infantil:

  • El artículo 32 se refiere especialmente al trabajo infantil.

Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social […]

Según este artículo, constatamos que el trabajo infantil puede tener consecuencias sobre el desarrollo de los niños en todos los ámbitos.

– las condiciones deplorables del trabajo infantil atentan contra su desarrollo y salud físicos. Los niños sufren de :

envejecimiento prematuro o retraso en el crecimiento, desnutrición, enfermedades crónicas o a veces incurables, infecciones a causa de químicos y enfermedades respiratorias, infecciones dermatológicas, heridas, quemaduras y amputaciones, dolores en las articulaciones y deformaciones óseas.

– otra consecuencia importante del trabajo infantil es que impide el adecuado desarrollo mental y social de los niños.

Durante la infancia, desarrollamos habilidades que nos permiten ser seres sociales para participar en la vida familiar y comunitaria. Sin embargo, los niños trabajadores se ven privados de vivir plenamente este periodo valioso y tiente que llevar una “vida adulta” sin que estén listos para ello.

Padecen depresión, pérdida de la autoestima, problemas de adaptación social, problemas para interactuar y socializar con otros niños. Además, vivir y trabajar en un entorno donde se sienten denigrados u oprimidos les provoca un daño psicológico muy devastador.

Como ocurre con frecuencia, los niños trabajan en ramas de actividad económica clandestinas o no reglamentadas, lo que aumenta su vulnerabilidad a la explotación, el abuso y la violencia. Así, derechos fundamentales como el derecho a la protección, a las libertades o incluso a la vida no son respetados cuando se sabe que miles de niños mueren cada año en el trabajo.

  • En mi opinión, la consecuencia más importante del trabajo infantil es que atenta contra uno de los derechos fundamentales de los niños : la educación

Artículo 28 : “Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a la educación […] en condiciones de igualdad de oportunidades […]

Algunos niños deben asumir la doble carga del trabajo y la escuela. Puesto que no pueden ir a la escuela con regularidad, la repetición de grado es frecuente. Lleva a que los niños abandonen la escuela y siguen trabajando. Así se nota una disminución en la matriculación en la escuela primaria.

La mayoría de los niños que trabajan ni siquiera tienen acceso a la educación. Por consiguiente, son vulnerables ya que no adquieren el nivel básico de educación que se necesita para enfrentar la vida. Así se convertirán en adultos analfabetos.

El derecho a la educación es esencial al desarrollo económico, social y cultural. El trabajo infantil tiene consecuencias importantes sobre el crecimiento económico. En efecto cuando se pierde años de educación, la calidad del capital humano calificado disponible en una sociedad es inferior. Además, la mano de obra infantil contribuye débilmente a la riqueza nacional.

Por último, pero no menos importante, el trabajo sume a los niños y a sus familias en un círculo vicioso de pobreza y privación. Uno cada cuatro niños en el mundo se ve condenado a ser un trabajador pobre y poco cualificado durante toda su vida. Así se profundizan las desigualdades.

Enlaces

Convención sobre los Derechos del Niño: http://www.unicef.org/honduras/CDN_06.pdf

Fuentes

Consecuencias del trabajo infantil: http://white.oit.org.pe/ipec/pagina.php?pagina=156 y http://html.rincondelvago.com/trabajo-infantil_3.html

Día Universal del Niño: http://www.un.org/es/events/childrenday/

El trabajo infantil: ¿Quién? ¿Qué? y ¿Por qué?

esclavitud1

Tenía cuatro años cuando su padre, a cambio de un préstamo para pagar la boda de su hijo mayor, decidió entregar al pequeño paquistaní Iqbal Masih al propietario de una fábrica de alfombras. Desde entonces, el niño tuvo que trabajar 12 horas diarias para saldar la deuda familiar. Unos años después, comenzó a denunciar las deplorables condiciones en las que trabajaban otros muchos niños como él. Debido a este activismo, fue asesinado de un disparo el 16 de abril 1995. Este pequeño héroe se convirtió en un símbolo de la lucha contra la explotación infantil.

Son todavía muchos los niños que trabajan como esclavos. Me gustaría sensibilizaros al problema del trabajo infantil porque, aunque el derecho a la educación nos parece adquirido en nuestro país, hay también en Europa niños de doce o trece años que trabajan y no van a la escuela. He aquí algunas cifras que demuestran que el trabajo infantil sigue siendo un problema actual.

Aunque el número de niños que trabajan ha disminuido un tercio desde el año 2000, pasando de 246 millones a 168 millones, sigue siendo preocupante según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Más de la mitad de ellos, es decir 85 millones, efectúan trabajos peligrosos.

evolución número de niños entre 2008 y 2012

El número más alto de menores trabajadores se registra en la región de Asia y el Pacífico donde casi 78 millones de niños son explotados. Viene en segundo lugar África Subsahariana con 59 millones de ellos y en tercer lugar, América Latina y el Caribe con casi 13 millones. Por último, la región del Medio Oriente y África del Norte cuenta con 9,3 millones de niños trabajando.

número de niños y regiones del mundo

Los niños entre 5 y 11 años representan la mayor proporción de niños en situación de trabajo infantil (44 % de la población infantil trabajadora). Se presta una atención particular a estos pequeños niños ya que constituyen el grupo más vulnerable a los abusos en el lugar de trabajo, y cuya educación corre más peligro.

Aunque el trabajo infantil adopta muchas formas diferentes, una prioridad es la eliminación inmediata de sus peores formas. Según el Convenio número 182 de la OIT, constituyen todas las formas de esclavitud como el trabajo forzado u obligatorio, la venta y la trata de niños, la esclavitud por deudas o la servidumbre. Esto también incluye actividades ilícitas, como la prostitución, el tráfico de drogas, el reclutamiento o la oferta de niños para conflictos armados (ver el blog de Jennifer).

El trabajo peligroso constituye la categoría más importante de las peores formas de trabajo infantil. Millones de niños entre 5 y 17 años trabajan en un entorno peligroso o insalubre cuyas deficiencias podrían causar la muerte, una lesión o una enfermedad. ¿Pensáis que es normal que unos 22 000 niños mueran en el trabajo cada año?

He aquí algunos de los sectores más importantes en los que trabajan:

La agricultura – Concentra cerca del 60 % de los niños. Estos realizan trabajos pesados, manipulan herramientas cortantes y están expuestos a envenenamiento en la preparación y aplicación de pesticidas sin protección.

Las minas y canteras – El número de niños que trabajan en este sector está en constante aumento. Es un trabajo peligroso físicamente debido a las cargas pesadas, a las estructuras inestables bajo tierra y a las sustancias químicas tóxicas y explosivas que manipulan.

PHILIPPINES-10017

La explotación sexual comercial – Los niños víctimas de la explotación sexual comercial sufren un fuerte rechazo social y padecen daños psicológicos irreversibles. Además, tienen muy bajos niveles de autoestima.

El trabajo infantil doméstico  Niños trabajan ocultos en las viviendas de sus empleadores durante horarios prolongados sin disponer tiempo libre y reciben baja o ninguna remuneración.

Trabajo-domestico-infantil

Aún más importantes que las cifras, llamo vuestra atención sobre las causas que, una vez descubiertas, permitirán encontrar soluciones.

En mi opinión, la causa más importante del trabajo infantil es la pobreza. Los padres de niños trabajadores están a menudo desempleados o subempleados, buscando desesperadamente trabajo y unos ingresos seguros. Sin embargo, se les ofrece a sus hijos trabajos porque son impotentes y se les paga menos. Según la UNICEF, “los niños tienen un empleo porque son más fáciles de explotar”.

Además, el sistema educativo de la mayoría de los países en desarrollo tiene debilidades y carece de fondos (coste del material escolar, inadecuación de los programas con la vida social, desaliento de los enseñantes). Es demasiado rígido y propone programas inútiles para niños. Por consiguiente, del 30 % al 60 % de los niños no terminan su escolaridad y no tienen acceso a buenas profesiones. Así, no son capaces de defenderse contra la explotación.

Me parece que las tradiciones sociales y culturales también desempeñan un papel importante en el trabajo infantil. Las costumbres, los prejuicios sociales y el impacto de las tradiciones llevan a los niños a realizar trabajos peligrosos. En efecto, parece normal que los trabajos más difíciles deben ser efectuados por los pobres, los desfavorecidos y las minorías étnicas. Además, una cultura orientada cada vez más hacia el consumo puede también empujar a los niños a abandonar la escuela para ponerse a trabajar.

Mis próximos artículos abordarán las consecuencias del trabajo infantil sobre los niños y las soluciones que han sido aplicadas o que se pueden aplicar para luchar contra este problema.

Enlaces

El trabajo infantil en una de las minas de Bolivia más peligrosas del mundo: https://www.youtube.com/watch?v=EhQr3TpumFM&feature=youtu.be

Vídeo sobre el escavismo infantil en la India: https://www.youtube.com/watch?v=hl2kOz2TVrI&feature=youtu.be

Fuentes

Artículo sobre Iqbal Masih: http://www.periodicodecrecimientopersonal.com/16-abril-dia-internacional-contra-la-esclavitud-infantil/

Sectores y áreas del trabajo infantil: http://www.ilo.org/ipec/areas/lang–es/index.htm

Informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los progresos en la lucha contra el trabajo infantil entre 2000 y 2012: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—ipec/documents/publication/wcms_221514.pdf

Las peores formas del trabajo infantil: http://www.ilo.org/ipec/facts/WorstFormsofChildLabour/lang–es/index.htm

Convenio núm. 182 de la OIT:  http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—declaration/documents/publication/wcms_decl_fs_77_es.pdf

Causas del trabajo infantil: http://fr.scribd.com/doc/34249574/Causas-y-Consecuencias-Del-Trabajo-Infantil y http://trabajoinfantilenlaiguana.blogspot.be/2010/08/cuales-son-las-causas-del-trabajo.html

La lucha contra la explotación infantil recompensada

Kailash Satyarthi ha ganado el Premio Nobel de la Paz 2014

Kailash

No puedo evitar hablar de un hecho de actualidad importante que me confirma en el tema elegido para mi blog. El activista indio Kailash Satyarthi ha sido galardonado con el premio Nobel de la Paz 2014. Comparte este reconocimiento con Malala Yousafzai, la joven paquistaní que lucha por el derecho a la educación de las niñas en todo el mundo.

El conjunto de la comunidad internacional reconoce así la importancia de la defensa de la causa de los niños. El activista indio, referencia mundial en la lucha contra la esclavitud infantil, merece toda nuestra atención para sus acciones.

Kailash Satyarthi ha dedicado su vida a luchar contra la explotación infantil en India donde quedan todavía unos 50 millones de niños trabajadores. Es el presidente de la ONG llamada “Marcha Global contra el Trabajo Infantil” que organiza manifestaciones para presionar a Gobiernos, empresarios e importadores para acabar con el trabajo en condiciones de esclavitud de los niños indios en las fábricas. Esta ONG ha liberado ya a unos 80 000 niños del trabajo forzado en Asia y otros lugares.

Kailash Satyarthi abandonó su carrera como ingeniero eléctrico a los 26 años para dedicarse al cambio social. A principios de los 80, creó el periódico “La lucha debe continuar” para divulgar historias sobre la explotación infantil. Decidió entonces pasar a una lucha más activa rescatando a los niños víctimas de explotación y dándoles luego un mejor futuro. Fundó en 1983 la ONG “Bachpan Bachao Andolan” (Movimiento para Salvar la Infancia) y en 1998 lideró una movilización civil que contó con la participación de 7,2 millones de personas y cuyo fin era despertar la conciencia mundial sobre la violación de derechos humanos de los niños en el mundo.

Surgió en este momento la organización “Marcha Global contra el Trabajo Infantil”. Ésta realiza redadas en talleres y fábricas donde se usa mano de obra infantil y ayuda a pagar la deuda de los padres para que no tengan que obligar a sus hijos a trabajar a edades cada vez más tempranas. Además, intenta que los menores lleven una nueva vida y les forma para que a su vez se conviertan en activistas por los derechos de la infancia.

Además de sacarlos de las fábricas, Kailash Satyarthi también educa a estos niños. Creó un centro de transición donde se les enseñan conocimientos básicos. Consiguió también a que la educación se incluyera como un derecho constitucional en la India, concretado en una norma que garantiza el Derecho de los Niños a la Educación Gratuita y Obligatoria desde 2009. Por último, intenta concienciar a los consumidores de India como a los del resto del mundo para que no consuman productos fabricados por menores. La etiqueta “Rugmark” certifica que las alfombras indias que se venden en el extranjero no han sido elaboradas con mano de obra infantil.

“Si no es ahora, ¿entonces cuándo? Si no eres tu ¿entonces quién? […] La esclavitud infantil es un crimen contra la humanidad en donde la humanidad misma está en juego. Mucho trabajo queda todavía por hacer y prometo que  voy a ver el fin del trabajo infantil antes de que culmine mi vida”

Para aportar soluciones, hay que determinar la amplitud y la gravedad de la explotación infantil en el trabajo. Quién, dónde, en qué formas, porqué y como remediarla son las diferentes cuestiones que se abordarán en los siguientes artículos.

 

Enlaces

Marcha Global contra el Trabajo Infantil: www.globalmarch.org

Fuentes

Kailash Satyarthi: quién es el activista indio ganador del Premio Nobel de la Paz 2014: http://www.huffingtonpost.es/2014/10/10/kailash-satyarthi-quien-es_n_5964078.html

Kailash Satyarthi, premio Nobel de la Paz 2014, pone en el punto de mira a las grandes empresas textiles: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/anunciantes/kailash-satyarthi-premio-nobel-de-la-paz-2014-pone-en-el-punto-de-mira-a-las-grandes-empresas-textiles/

Kailash Satyarthi, un Nobel en defensa de los niños: http://www.lapatilla.com/site/2014/10/13/dayana-cristina-duzoglou-kailash-satyarthi-un-nobel-en-defensa-de-los-ninos/

No escuela para las pequeñas manos

no_al_trabajo_infantil-349x240

Al comenzar un nuevo año escolar, algunos niños no tienen ganas de volver a la escuela. Sin embargo, dejarían de quejarse si se dieran cuenta de la suerte que tienen. En nuestro país, la escolaridad nos parece algo tan evidente que es difícil imaginarse que no es adquirida en todos los países del mundo. Demasiados niños aún arriesgan su vida trabajando en lugar de divertirse, aprender o soñar con brillantes planes para el futuro como lo hacen otros niños de su edad. Su infancia se vuelve un sueño perdido.

Aunque la situación evoluciona especialmente gracias a convenciones internacionales, 168 millones de niños entre 5 y 14 años (es decir 1 de cada 6 niños) aún trabajan, principalmente en los países en desarrollo.

Pero ¿qué se entiende por “trabajo”? Cuando se habla del trabajo infantil, se entiende la explotación del niño que debe realizar trabajos que le privan de su infancia. En efecto, se trata de actividades que son perjudiciales para su salud física y mental, por lo cual impiden su adecuado desarrollo. Hay una diferencia evidente entre el niño que corta el césped de sus padres y el que trabaja en hornos de carbón vegetal o en fábricas textiles.

No pensemos que este problema no nos afecta. En Europa también hay niñas de doce años que cosen a mano prendas para grandes marcas. ¿Ya habéis pensado a que la bufanda de seda o la camiseta bordada que compró representan una de sus jornadas de trabajo mal pagadas?

Este blog quizás nos ayudará a tomar conciencia de este problema y nos incitará a apoyar a los que luchan contra estas injusticias sociales. Si el trabajo infantil le interesa, si quiere saber más, o incluso dedicar tiempo a este problema, le invito a seguir este blog.

Fuentes

Sitio web de la Organización Internacional del Trabajo: http://www.ilo.org/global/topics/child-labour/lang–es/index.htm#a3

Humanium: http://www.humanium.org/es/trabajo-infantil/